Que hacer en Budapest

La ciudad de Budapest situada a orillas del Danubio, ha sido durante siglos un territorio de peleas, guerras y luchas, construida y reconstruida cien veces, ha sido ocupada primero por los romanos y luego por los turcos , su posición durante la  la II Guerra Mundial la destrozó y hasta 1989 estuvo bajo un estricto régimen comunista.

Pero todo ha cambiado, la ciudad se ha modernizado, resurgido de sus cenizas y hoy en día es una interesante ciudad de Europa dónde disfrutar de museos, palacios y balnearios, a precios muy buenos.

Nosotros te contamos lo mejor Que hacer en Budapest.

QUE HACER EN BUDAPEST

Parlamento de Budapest

Kossuth Lajos tér 1-3

El edificio del Parlamento de Budapest, símbolo de Budapest y la mayor construcción de la ciudad, fue construido entre 1884 y 1902, después de que su arquitecto, Imre Steindl, ganara el concurso de ideas que se había convocado.

El edificio trae a la memoria el edificio del Parlamento londinense, y es que su diseñador se inspiró en él para realizar éste.

La belleza del edificio es indiscutible, igual que su tamaño que llega a imponer cuando te acercas a él.

El Parlamento es de estilo neogótico, la gran cúpula marca el centro del Parlamento y todas las esquinas están adornadas con pináculos que le dan ese aire tan elegante.

Hay visitas guiadas en español (y en otros idiomas) para visitar el interior, algo que no debes perderte, te aconsejo que lo reserves por adelantado, porque es uno de las principales atracciones de Budapest, siempre hay mucha cola y es difícil si no llevas la entrada que puedas entrar en el mismo día.

Horario: 1 Abril al 31 de Octubre de Lunes a Viernes de 08:00 a 18:00, Sábados y Domingos de 08:00 a 16:00

1 Noviembre al 31 de Marzo de Lunes a Domingo de 08:00 a 16:00

Precios: Ciudadanos Europeos, Adultos 2000 HUF (7€), Jóvenes (6-24) 1000 HUF (3€)

Ciudadanos no Europeos, Adultos 5200 HUF, Jóvenes (6-24) 2600 HUF

Comprar entradas

La Princesita

Vigadó Utca

Cuando pasees por Budapest, verás que hay una gran cantidad de esculturas en las calles, una de las más populares es la escultura de La Princesita de 1989, está realizada en bronce, situada a un lado de las vías del tren, a orillas del Danubio y sentada sobre la barandilla.

Su autor Laszlo Marton, se inspiró al ver a su hija disfrazada de princesa jugando en el jardín de su casa.

La escultura gustó tanto al Principe Carlos de Inglaterra cuando estuvo de visita en Budapest que invitó al artista a realizar una exposición en Londres, y la verdad es que la escultura tiene algo especial.

Parlamento de Budapest

Puente de Las Cadenas

La ciudad de Budapest, es en realidad la unión de dos antiguas ciudades construidas a ambos lados del Danubio, la ciudad de Pest, y la ciudad de Buda, mucho más agreste.

El Puente de las Cadenas, es el puente más antiguo que une ambas ciudades y una de las imágenes más características de Budapest.

Fue inaugurado el 20 de Noviembre de 1849, pero durante la II Guerra Mundial, los alemanes volaron el puente, que tuvo que ser completamente reconstruido. Su reinauguración tuvo lugar 100 años después de la primera, el 21 de Noviembre de 1949.

Las mejores vistas del puente y las mejores fotos, las tendrás desde el lado de Buda, especialmente por la noche, cuando el puente se ilumina.

Bastión de los Pescadores

Szentháromság tér 5

En la antigua plaza dónde se vendía el pescado y junto a las murallas de la ciudad de Buda, está el Bastión de los Pescadores, un monumento realizado en honor a las cofradías de pescadores.

Fue construido en 1895 y está formado por siete torretas que simbolizan las siete tribus origen de la ciudad.

Su función es exclusivamente estética, y desde aquí podrás tener la mejor vista de la ciudad, especialmente del Parlamento de Budapest.

Delante del Bastión se encuentra la estatua ecuestre realizada en bronce de San Esteban, el rey que instauró el cristianismo en Hungría.

Iglesia de Matías

Al otro lado del Bastión de los Pescadores, está la Iglesia de Matías, construida entre los siglos XIII y XV, ha pasado por varias transformaciones, la más importante en 1541 cuando los turcos que habían invadido Buda la convirtieron en Mezquita, más tarde durante su liberación fue prácticamente arrasada, y al reconstruirla se hizo en estilo barroco.

En el interior de la Iglesia puedes ver el sepulcro del rey Bela III y Ana de Chatillon. No te pierdas el púlpito y las magníficas vidrieras.

Horarios de visita: Lunes a Viernes de 09:00 a 17:00, Sabádos de 09:00 a 13:00 y Domingos de 13:00 a 17:00

Basílica de San Esteban

Szent István tér 1

La Basílica está consagrada a San Esteban I, primer rey cristiano húngaro. Su construcción comenzó en el año 1851 y finalizó en 1905, año en que fue consagrada.

La cúpula de la Basílica tiene una altura de 96 metros lo que la hace visible desde todo Budapest y está decorada con mosaicos. Puedes subir y disfrutar de la panorámica de la ciudad desde las alturas.

Horario: 1 Octubre al 30 de Junio de 10:00 a 16:30, desde el 1 de Julio al 30 de Septiembre de 10:00 a 18:30. Precio: Adultos 500 HUF y Estudiantes 400 HUF.

El interior de la Basílica conserva la reliquia más curiosa de Hungría, guardado en una capilla se encuentra el antebrazo momificado de San Esteban.

Como curiosidad la campana de la basílica fue costeada por católicos alemanes para compensar la pérdida de la campana original que fue saqueada por los nazis en la II Guerra Mundial.

Opera del Estado

Andrássy út 22

Creada para competir con las Operas de Viena y París, se inauguró en 1884 con la presencia del emperador Francisco Jose I. El emperador que había financiado las obras había pedido expresamente que no fuera más grande que la ópera de Viena, sin embargo cuando el emperador vio el interior le pareció que era más hermoso, eso le molestó tanto que nunca más volvió a entrar en la Opera del Estado. Sin embargo, su esposa Sisi, que se sentía muy cómoda en territorio húngaro se convirtió en una espectadora habitual de la Opera de Budapest, dónde tenía un palco reservado.

La gran escalinata de la entrada, majestuosa y elegante, ayudaba a las damas a lucir sus mejores galas.

Se dice que el auditorio de la ópera, tiene una de las mejores acústicas del mundo, tiene capacidad para 1.300 personas, en el centro de la sala hay una cúpula decorada con frescos de Karoly Lotz  e iluminada con una enorme araña de bronce de más de 3.000 kilos.

El Palco Real, situado en el centro está decorado con esculturas que simbolizan las cuatro voces de la ópera.

Para visitar la Ópera puedes hacerlo con una visita guiada, muy interesante que además está disponible en español todos los días a las 15:00 y a las 16:00, puedes comprar los tickets en la Opera Shop situada a la izquierda del hall de entrada. El precio es de 2900 HUF para los adultos y estudiantes 1900 HUF.

Aunque por supuesto, lo mejor es disfrutar de un concierto o una ópera, puedes encontrar entradas desde 99 céntimos, aunque con visibilidad limitada y de pie, pero por un poco más, encontrarás entradas con visibilidad completa y más cómodos.

Entradas Opera de Budapest

Castillo de Buda

El Castillo de Buda o Palacio Real de Buda, fue construido en el siglo XV, los historiadores creen que la construcción original estaba en los alrededores de la Iglesia de Matías.

El palacio fue destruido tras la ocupación turca y reconstruido pero a menor escala, años más tarde la reina Maria Teresa lo amplió, pero la II Guerra Mundial lo destrozó y lo dejo en un estado ruinoso. El aspecto actual del Castillo es el resultado de la última reconstrucción llevada a cabo después de la guerra.

El Castillo en la actualidad alberga la Galería Nacional de Hungría, el Museo de Budapest además de la Biblioteca Szechenyi.

Para llegar al Castillo, puedes hacerlo a pie, en el funicular (puedes cogerlo en Clark Adam ter) que une el Puente de las cadenas con el Castillo de Buda o en el autobús 16, popularmente conocido como el autobús del castillo  que sale de la calle Várfok.

Además de los museos, la mejor forma de disfrutar del Castillo, es pasear por sus callejuelas.

Bastion de los Pescadores

Monte Gellert

Situado en la zona de Buda a 140 metros de altura sobre el Danubio, el Monte Gellert es una de las zonas más atractivas de Budapest.

Muchas leyendas hay alrededor del Monte Gellert, desde los aquelarres de brujas, a tétricas historias de la ciudadela construida por los austriacos. Afortunadamente desde el siglo XIX la percepción de la ciudad ha cambiado y hoy en día es un buen lugar para disfrutar de las vistas, de un picnic y de agradables paseos.

En la parte baja del monte, verás el Balneario Gellert, uno de los muchos que hay en Budapest, construido en el siglo XX.

Detrás del Balneario, subiendo hacia la cima, te encontrarás una curiosa iglesia rupestre que merece la pena visitar.

La Estatua de San Gellert, se alza en el lugar en el que fue asesinado el obispo Gellert en el siglo XI tras la rebelión del hermano pagano del rey, el principe Vata. La estatua está rodeada de una columnata semicircular y es visible desde todos los puntos de la ciudad.

Aunque durante el día es un lugar seguro, no te recomiendo pasear por la zona al anochecer.

Isla Margarita

Situada en medio del Danubio, la isla es el parque más bonito y grande de la ciudad de Budapest.

Hay muchos rincones que descubrir en este bonito parque, el jardín japonés, un pequeño zoo, la Fuente de la Música o la Torre de Agua.

La mejor forma de recorrer el parque es, si el tiempo lo permite, alquilar una bici o uno carrito eléctrico, aunque por supuesto si lo que te apetece es caminar puedes recorrerlo paseando, pero es bastante grande.

Para acabar, recordarte que aunque Hungría forma parte de la Unión Europea, de momento no ha adoptado el euro, la moneda oficial es el florín húngaro. En la zona de Pest, encontrarás varias casas de cambio para cambiar euros por florines.

Author: Rakel

Share This Post On